El gato geriátrico

¿Qué es la piometra?
06/09/2017
Cómo viajar en coche con mascotas
19/02/2018

En medicina veterinaria existe la rama de la geriatría felina, que es la rama que estudia las enfermedades que aparecen en los gatos de edad avanzada.
Actualmente, es una parte fundamental en nuestra clínica veterinaria en Lorca, debido a la longevidad que alcanzan los gatos gracias a los cuidados que reciben por parte de sus dueños.

Existen unas guías internacionales para determinar las distintas etapas en la edad de los gatos, y qué pruebas son las recomendables en cada una de ellas.

-entre 0 y 2 años consideramos animales jóvenes o junior.
-entre 3 y 6 años adultos.
-entre 7 y 10 años maduros.
-entre 11 y 14 años senior.
-a partir de los 15 años los consideramos gatos geriátricos.

Es importante saber que las complicaciones que suelen aparecer a partir de esta edad geriátrica son en su mayoría tratables, dando así a la mascota una alta esperanza de vida y una muy buena calidad de la misma. La detección temprana de las enfermedades más comunes a partir de esta edad, es la mejor herramienta para su control.

Lo más recomendable es una revisión anual en el veterinario en la que se hará un examen físico minucioso del paciente, examinando su condición corporal, su postura, reflejos, examen de todos los órganos de los sentidos (ojos, oídos, etc.), así como un examen minucioso de la cavidad bucal, estado de las uñas, palpación abdominal, auscultación cardíaca y pulmonar.
Seguidamente, se recomienda realizar hemograma completo, bioquímica, concentración de T4 y urianálisis.

En los gatos mayores, aparecen signos frecuentes asociados a la edad: duermen más, aunque su sueño es menos profundo, el pelaje puede aparecer más deteriorado, suelen ser menos activos, con más deterioro en sus articulaciones, enfermedades renales, hepáticas, tiroideas, etc.
Por otro lado, se recomienda seguir vacunándolos anualmente, y desparasitando interna y externamente.

En cuanto a la alimentación, es muy beneficioso para ellos proporcionar una alimentación húmeda, y vigilar la ingesta de agua y comida, así como el peso y la condición corporal del animal.

Deja un comentario